Poemas

Poemas favoritos

Poema de Charles Chaplin “Vive”

Ya perdoné errores casi imperdonables.

Trate de sustituir personas insustituibles,

de olvidar personas inolvidables.

Ya hice cosas por impulso.

Ya me decepcioné con algunas personas,

mas también yo decepcioné a alguien.

Ya abracé para proteger.

Ya me reí cuando no podía.

Ya hice amigos eternos.

Ya amé y fui amado, pero también fui rechazado.

Ya fui amado y no supe amar.

Ya grité y salté de felicidad.

Ya viví de amor e hice juramentos eternos,

pero también los he roto y muchos.

Ya lloré escuchando música y viendo fotos.

Ya llamé sólo para escuchar una voz.

Ya me enamoré por una sonrisa.

Ya pensé que iba a morir de tanta nostalgia y…

Tuve miedo de perder a alguien especial

y terminé perdiéndolo

¡pero sobreviví!

¡y todavía vivo!

No paso por la vida

y tú tampoco deberías sólo pasar… ¡Vive!

Bueno es ir a la lucha con determinación

abrazar la vida y vivir con pasión.

Perder con clase y vencer con osadía,

porque el mundo pertenece a quien se atreve

y la vida es mucho más para ser insignificante.”

– Charles Chaplin

Mi secreto – Amado Nervo

¿Mi secreto? ¡Es tan triste! Estoy perdido
de amores por un ser desaparecido,
por un alma liberta,
que diez años fue mía, y que se ha ido…
¿Mi secreto? Te lo diré al oído:
¡Estoy enamorado de una muerta!

¿Comprendes -tú que buscas los visibles
transportes, las reales, las tangibles
caricias de la hembra, que se plasma
a todos tus deseos invencibles-
ese imposible de los imposibles
de adorar a un fantasma?

¡Pues tal mi vida es y tal ha sido
y será!
Si por mí sólo ha latido
su noble corazón, hoy mudo y yerto,
¿he de mostrarme desagradecido
y olvidarla, no más porque ha partido
y dejarla, no más porque se ha muerto?

Mario Benedetti – Que tengas un gran día…

Esta mañana desperté emocionado con todas las cosas que tengo que hacer antes que el reloj sonara.

Tengo responsabilidades que cumplir hoy. Soy importante. Mi trabajo es escoger qué clase de día voy a tener.

Hoy puedo quejarme porque el día está lluvioso…. o puedo dar gracias porque las plantas están siendo regadas.

Hoy me puedo sentir triste porque no tengo más dinero…. o puedo estar contento porque mis finanzas me empujan a planear mis compras con inteligencia.

Hoy puedo quejarme de mi salud…. o puedo regocijarme de que estoy vivo.

Hoy puedo lamentarme de todo lo que mis padres no me dieron mientras estaba creciendo…. o puedo sentirme agradecido de que me permitieran haber nacido.

Hoy puedo llorar porque las rosas tienen espinas …. o puedo celebrar que las espinas tienen rosas.

Hoy puedo autocompadecerme por no tener muchos amigos…. o puedo emocionarme y embarcarme en la aventura de descubrir nuevas relaciones.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a trabajar…. o puedo gritar de alegría porque tengo un trabajo.

Hoy puedo quejarme porque tengo que ir a la escuela…. o puedo abrir mi mente enérgicamente y llenarla con nuevos y ricos conocimientos.

Hoy puedo murmurar amargamente porque tengo que hacer las labores del hogar…. o puedo sentirme honrado porque tengo un techo para mi mente y cuerpo.

Hoy el día se presenta ante mi esperando a que yo le de forma y aquí estoy, soy el escultor.

Lo que suceda hoy depende de mi. Yo debo escoger qué tipo de día voy a tener.

Que tengan un gran día… a menos que tengan otros planes…

Los Pasos de Dicha – Amado Nervo

Muchas veces, en los breves intervalos en que se apacigua tu tráfago interior, te acontece oír unos pasos: unos pasos furtivos a lo largo de tu puerta.

Como los de un amante que ronda la casa de la amada.

Son los pasos de la Dicha.

Son los pasos de una dicha modesta, tímida, discreta, que desearía entrar.

Hay muchas dichas así.

Son como novicias temerosas.

Son como corzas, como graciosas corzas blancas. Todo las amedrenta.

Si escuchas estos pasos, abre inmediatamente tu puerta de par en par.

Abre también tu rostro con la más acogedora de tus sonrisas… y aguarda.

Verás cómo entonces los pasos tímidos se acercan; verás cómo la pequeña dicha entra con los ojos bajos, ruborosa, sonriente, y te perfuma la casa y te encanta un día de la vida, y se va… mas para volver.

Desgraciadamente, muy a menudo, tus descontentos, tus quejas, tus deseos y aun alguna alegría efímera y soflamera, hacen tanto ruido, que la corza blanca se asusta y los leves pasos se alejan para siempre jamás.

¿Y si fueras tu? /Luciana Carelli

 

¿Podrás curar mis heridas
y llenarme de hermosas vivencias?
Tu sonrisa me devolvió la vida
y tus manos despertaron las ganas
de volver a amar.

Me abrazas y sueño con quererte
te acaricio y sueño con que me quieras.

¿Y si fueras tu?

¿Habré estado equivocada,
tanto tiempo enamorada?
Descubres en mis ojos
nuevos sentimientos
y oculto mi secreto.

Cubres mi boca
con tiernas miradas
y me besas…

Me envuelves con dulces frases
Y escondo mi llanto.

Te estoy sintiendo y tengo miedo
cuando la estación cambie
nacerá un nuevo amor.

¿Y si fueras tú?

Píntame, pintor /Luna María

10511420_1416368388651235_8756065948440948286_o

Pintor tu que pintas hermosos cuadros,
estoy aquí para que pintes
de color rosa, mi melancolía,
que traces líneas intentando dibujar mi cuerpo,
píntame pintor, píntame antes de que amanezca,
mi piel color manzana desnuda,
mis curvas sutiles y delicadas,
ante tus manos frías y temblorosas…
Pincel que me pinta y me desvanece,
lápiz coloréame con tus grises colores,
Pintor desnúdame con tu mirada,
tócame, bésame, bajo la luz de tus matices…
Destrúyeme pintor y vuelve a intentarlo,
mancha de colores el arco iris de mis deseos…
Pintor estampa tu firma en medio,
de mi corazón enamorado.

 

“EN VIVO” –Alfredo Carreño (Febrero 19, 1992).      

En breve espacio se levanta el polvo, a dentelladas rojas y calientes, va esparciendo a girones por el aire un cúmulo de eternas reflexiones…

¡Dame un pretexto y te daré la gloria!

Deja tu cuerpo, tu cáscara de naranja  hiperbórea y desde tu mullido spleen, levanta el vuelo, que ya no hay tiempo para más desilusiones…

Gira en tu propio eje mesalino, da 160 a tus latidos  y mércalos por una variedad rara de flores.

Deja caer desde tu altura ese saco de turbios sinsabores, hasta la corriente helada que circula por las calles y las venas de mundos y de seres inferiores…

Mézclate de nuevo entre los miedos…

Cierra tus ojos , tapas los oídos a los gritos que te aclaman.

Los que van a los circos siempre piden sangre… ha muerto el Rey, viva la Reyna.

“El Vigilante” –  Alfredo Carreño

Poema, para mí, para todos…Cristo

¿Qué hace?…………… vigila.

¿Qué vigila? …………… todo.

¿Qué piensa? …………… en todos.

¿Por dónde anda? …………… en todas partes.

¿Qué quiere? …………… a ti, a mí, a todos.

¿Qué pide? …………… un sacrificio.

¿Cuál? …………… tu corazón, el mío, el de todos.

¿Para qué? …………… quiere que seamos felices.

¿Qué demanda? …………… nuestra adoración.

¿Por cuánto tiempo? …………… por la eternidad.

¿Quién es? …………… muchos lo conocen como dios pero él dice llamarse:

”YO SOY EL QUE SOY”.


Yo sé que es nuestra medicina, también sé que nada hay imposible para él y aunque es tan grande y maravilloso, yo sé que le gustaría que le llamáramos “Papá”.

 

 

Yo soy ardiente, yo soy morena – Gustavo Adolfo Bécquer

-Yo soy ardiente, yo soy morena,

yo soy el símbolo de la pasión;
de ansia de goces mi alma está llena;
¿a mí me buscas? -No es a ti, no.

-Mi frente es pálida; mis trenzas, de oro;
puedo brindarte dichas sin fin;
yo de ternura guardo un tesoro;
¿a mí me llamas? -No, no es a ti.

-Yo soy un sueño, un imposible,
vano fantasma de niebla y luz;
soy incorpórea, soy intangible;
no puedo amarte. -¡Oh, ven; ven tú!