Flora y Fauna

Hablaremos de la Flora y la Fauna

La biodiversidad en México en peligro de extinción

México es uno de los pocos países que tiene diversidad biológica abundante. Cuenta con 10%  de las especies animales y vegetales que habitan el planeta. Desafortunadamente, cada vez son más los grupos en peligro de extinción. Ejemplo de ello es el caso del jaguar (felino muy semejante al leopardo). Del cual sólo quedan pocos.

La primera vez que las plantas fueron incluidas en la “Lista Roja”, que es una fuente de información más completa acerca del estado de conservación mundial de las especies vegetales y animales, de la UICN (Unión Mundial para la Naturaleza), fue durante 1997. En dicho año, las cifras revelaron que, a nivel mundial, cerca de 380 especies se habían extinguido en estado silvestre y casi 370 fueron consideradas como amenazadas.

Entre las principales especies de flora mexicana en peligro de extinción se encuentra el agave y muchas familias de orquídeas. Los vegetales son seres vivos esenciales en los procesos que mantienen el equilibrio atmosférico de la Tierra, también son fuente de medicinas para el ser humano; pero a pesar de su importancia para mantener la vida en el planeta son uno de los grupos con mayores pérdidas.

Especies en peligro de extinción

Una especie, vegetal o animal, está en peligro de extinción cuando su vida se encuentra en riesgo. Esto se debe tanto a la acción del ser humano (deforestación y contaminación ambiental, por ejemplo) como a cambios ambientales producidos por desastres naturales.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), autoridad internacional en materia de especies en peligro de extinción, las clasifica entres diferentes categorías: especies vulnerables, en peligro de extinción y en peligro crítico de extinción.

“En peligro y “en peligro crítico” se refieren a todas las especies que han mostrado oscilaciones en su distribución geográfica, acompañadas de una disminución de fragmentación. La UICN considera que la población de individuos maduros pertenecientes a una especie menor a los 250 ejemplares tiene probabilidad de entre 50 y 20 % de extinción en su forma silvestre. Dicha estadística, además se aplica si ocurre una fuerte disminución en poblaciones de organismos durante las últimas tres generaciones (casi 10 años).

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) también clasifica y restringe el comercio de especies en peligro de extinción desde 1963.

La Vaquita Marina

La vaquita marina (Phocoena sinus) es un cetáceo de la familia Phocoenidae, la más pequeña de la marsopas que se conoce (2.5 metros de longitud y peso de 36 kilogramos). Es endémica del extremo septentrional del Golfo de California. A diferencia de los delfines, es muy tímida y emerge algunos segundos para tomar aire, rara vez se le observa más allá de 30 kilómetros de la playa.

Se ha demostrado que la población de este cetáceo se encuentra en riesgo por distintos factores, tales como la depredación, los cambios ambientales o la posible captura secundaria en actividades de pesca.  Por estas razones fue incluida desde 1979  en el apéndice I de la Convención Internacional sobre comercialización de Especies en Peligro de Extinción de Flora y Fauna Silvestres (CITES).

Actualmente, diversas organizaciones están implementando acciones para salvar a este mamífero, por ejemplo; los programas permanentes de inspección y vigilancia a cargo del Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas y también la Secretaría de Marina Armada de México. Incluso se decretó Reserva tanto a la vaquita marina como diversas especies de la región.

El armadillo de cola desnuda

El amadillo de cola desnuda (cabassous centralis), conocido como armadillo cola de trapo, es una especie nativa del sur de México, América Central y norte de Sudamérica. Tiene cara ancha y lisa de color pardo y rosado, su cola es corta, de menor tamaño que la mitad del cuerpo y la cabeza; en cada pata posee cinco garras. La parte dorsal es café oscuro con placas (cuadradas, largas y toscas) que le sirvan para enrollarse en forma de una pelota a fin de proteger su cuerpo cuando sea atacado.

Los armadillo de cola desnuda son animales de costumbres nocturnas, durante el día se refugian en sus madrigueras. Se alimentan de insectos y pequeños animales y precisan de agua en abundancia.

Desgraciadamente, tanto la destrucción de su ambiente como la caza desmedida para vender su carne, consideradas una excelente fuente de proteínas, o como adorno, han provocado que esté a punto de extinguirse. Desde la época prehispánica el armadillo ha sido un constante compañero en la vida del mexicano, pero en la actualidad sólo se puede encontrar en zonas específicas de Chiapas y Yucatán.

Especies en peligro de extinción

Introducción

Una especie, vegetal o animal, está en peligro de extinción cuando su vida se encuentra en riesgo. Esto se debe tanto a la acción del ser humano (deforestación y contaminación ambiental, por ejemplo) como a cambios ambientales producidos por desastres naturales.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), autoridad internacional en materia de especies en peligro de extinción, las clasifica entres diferentes categorías: especies vulnerables, en peligro de extinción y en peligro crítico de extinción.

“En peligro y “en peligro crítico” se refieren a todas las especies que han mostrado oscilaciones en su distribución geográfica, acompañadas de una disminución de fragmentación. La UICN considera que la población de individuos maduros pertenecientes a una especie menor a los 250 ejemplares tiene probabilidad de entre 50 y 20 % de extinción en su forma silvestre. Dicha estadística, además se aplica si ocurre una fuerte disminución en poblaciones de organismos durante las últimas tres generaciones (casi 10 años).

La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) también clasifica y restringe el comercio de especies en peligro de extinción desde 1963.

Manzana

Es uno de los frutos más populares y disponible durante todo el año, tradicionalmente se le conocía como “la fruta de la salud”. Proviene de unos pequeños árboles, originarios de Europa, el oeste de Turkestán, el sudoeste y centro de Asia.

Son muchas las variedades existentes en el mercado, se le atribuyen muchas propiedades curativas, aparte de su reconocido poder diurético; gran fuete de vitamina C, contiene fibra, potasio, fósforo, calcio, hierro, vitamina A, B1, B2, B6, vitamina E, ácido fólico y niacina.

Ayuda contra el estreñimiento por su alto contenido de fibra y colabora de manera importante contra padecimientos como la diarrea. Limpia los dientes al comerla a mordidas, así como también fortalece las encías.

Las manzanas son ricas en flavonoides y polifenoles, estos fitoquímicos reducen el proceso natural del oxidación, que puede causar daños en los tejidos, cáncer y cataratas. Los flavonoides en este fruto inhiben la formación de placas arteriales y coágulos, reduciendo los riesgos de enfermedades cardiovasculares. Las mejores manzanas son las que están duras y no tienen partes blandas, evite las que están descoloridas dentro de cada variedad.

A nivel comercial, la manzana es importante en México, ya que ocupa el sexto lugar en las frutas producidas en el país. Entre los destinos de la producción destacan las manzanas para consumo directo y las utilizadas en la agroindustria para jugos, bebidas y concentrados.

Ajo


Es uno de los ingredientes fundamentales de la cocina mediterránea y su origen se ubica en Asia Central, desde donde se extendió a muchas partes del mundo, utilizándose en la mayoría de las culturas. En el Antiguo Egipto, los esclavos que construían las pirámides los consumían en grandes cantidades para protegerse de diversas enfermedades.
El ajo es común en Europa desde el Imperio Romano y ya se utilizaba en India y Asia antes de la llegada de los europeos. En el periodo colonial fue introducido en África y América. Durante la Primera guerra mundial se utilizó en la desinfección de las heridas de los soldados cuando faltaban los antisépticos convencionales.
El ajo se le han atribuido numerosas propiedades útiles para la salud: efecto antiséptico, antiinflamatorio, bactericida, antiviral, antifúngico y antiparasitario intestinal. Estudios de laboratorio han indicado que el extracto de ajo, incluso a bajas concentraciones, es un potente inhibidor de la bacteria Helicobecter pylori, implicada en el desarrollo de las úlceras drásticas y duodenales.
Existen muchas variedades de este condimento, siendo el más común al ajo blanco. Lo hay también rosa o morado, gigante y miniatura, cultivado, éste en la región del sudeste asiático, con 4 o 6 dientes por cabeza.
Es una planta herbácea de la familia de las Liliáceas con bulbos secundarios de color blanco y cremoso, llamados dientes de ajo, muy olorosos que forman la llamada cabeza de ajo. Su cultivo es inmemorial. Su fuerte sabor era considerado milagroso, tanto como planta curativa cono en la cocina. El ajo, de sabor intenso y ligeramente picante –especialmente en crudo-, se emplea comúnmente en la cocina mediterránea.
Este condimento tiene fama de hacer milagros. Aparte de antioxidante, mejora funciones inmunitarias y favorece a la eliminación de toxinas. Se señala que contiene compuestos que contribuyen a prevenir las enfermedades cardiacas y el cáncer (entre los que se encuentran especialmente los del estómago, piel, hígado, pecho pulmón, cervicales y nasales).
En la actualidad, el ajo tiene una amplia utilización farmacológica porque es eficaz como antibiótico, combatiendo numerosos hongos, bacterias y virus; en el control de padecimientos de corazón, ya que reduce el bloqueo de las arterias; reduce la presión arterial y el colesterol; incrementa el nivel de insulina en el cuerpo; controla los daños causados por la arterioesclerosis y afecciones reumáticas. También se le relaciona con la reversión del estrés y la depresión.
Es una planta de olor y sabor picante de la familia de la cebolla (Liliáceas), se le considera nativa de Asia, desde donde se extendió a toda Europa, y desde allí hacia América. En la Edad media se le usaba con fines terapéuticos, generalmente para combatir enfermedades bacterianas, terapéuticos, generalmente para combatir enfermedades bacterianas.
En la actualidad es cultivado y consumido en todo el mundo, es también utilizado como componente de muchas recetas farmacéuticas.
Dentro de la gastronomía, el ajo puede secarse y usarse en láminas o molido. Sin embargo, a la hora de freírlo no hay que dejar que se dore demasiado, pues adquiere un sabor amargo. Para conservarlo es necesario guardarlo en un lugar fresco, seco, ventilado y protegido de la luz.
De acuerdo a los efectos medicinales buscados, varía la forma en que debe ser ingerido, ya que este condimento posee diferentes propiedades crudo que cocido. Ejemplo, cuando el ajo crudo es cortado o machacado, se produce la combinación de la aliína con la alinasa, lo que genera una sustancia denominada alicina, ésta tiene varios efectos benéficos; pero si el ajo es cocinado, este compuesto se destruye. En el proceso de cocción se liberan diferentes sustancias, como la denomina y el ajoeno, que poseen cualidades anticoagulantes y reducen el nivel de colesterol.

Eneldo (Anethum gravealens)


De tallo recto, ramificado en la punta y que supera el metro de altura. La raíz es larga y delgada, las hojas son de color verde turquesa, las flores son amarillas y los frutos recorridos por costas dorsales poco prominentes.
El fruto se recoge al finalizar el verano y las puntas antes, cuando el fruto todavía no está maduro. Se utiliza toda la planta, incluso las semillas. Para la desecación de los frutos y puntas, éstos se colocan sobre una tela en un lugar aireado. Los frutos se pasan por el colador y las puntas se cortan en pedazos.
Es una planta conocida en las artes culinarias utilizándose el tallo fresco para condimentar algunos platillos, generalmente combina bien con el pescado. Los frutos en infusión ejercen una acción favorable sobre la secreción láctea.

Harpía (Harpia Harpyja)

Esta es un ave rapaz grande y corpulenta. De longitud puede sobrepasar un metro con una envergadura en las alas de dos metros. Los machos pueden lograr un peso de 4.8 kilos y las hembras pesan de 7.6 a 9 kilos. El Harpía es de América, su distribución se extiende desde el sur de México hasta el norte de Argentina. Habita en las selvas húmedas y bosques. El nido lo hace sobre un árbol, a buena altura de la tierra; selecciona un lugar desde donde puede observar la vegetación a su alrededor. La nidada es de uno o dos huevos blancos; aunque sólo se logra un pichón. La incubación se toma unas 8 semanas. La harpía está catalogada como especie en peligro de extinción debido a la deforestación y destrucción de su hábitat.

Tilo o tila (tila cordata)


Es un árbol caducifolio con abundante follaje, dando sombra fresca e impenetrable. Tiene sabor herbáceo algo aromático, agradable y sueltan un mucílago parecido al de las malvas. El tilo crece en Europa, Asia y América. Destaca su capacidad sedante, muy útil en estado de excitación nerviosa e inquietud, puede administrarse sin problemas a los niños nerviosos o que no duermen bien, ya que su consumo no presenta efectos secundarios. Se pude disfrutar de un baño relajante si al agua se añade infusión de tila. Tiene efecto antiespasmódico y sudorífico, que resulta ser benéfico como calmante de tos y fiebre. Otros usos y propiedades: es diurético, suave hipotensor, vasodilatador, enjuagues de boca y gargarismos, indigestiones, cuidado de piel.