Premios Nobel

La entrega de los Premios Nobel

Organizados por primera vez en 1901, los Premios Nobel están financiados por las ganancias generadas de un fondo patrimonial, considerado en el testamento del químico, invento y filántropo sueco Alfred Nobel.

Dicha herencia s gestionada y controlada por un comité: la Fundación Nobel, constituida por seis miembros en cada mandato, que dura dos años, cinco integrantes son elegidos por los administradores del testamento, el sexto es nombrado por el gobierno de Suecia, todos son ciudadanos suecos o noruegos. El propósito es que el ganador se concentre exclusivamente en sus investigaciones. Los jueces pueden dividir el premio entre dos o tres personas; aunque no está permitido repartirlo entre más personas, si se considera que un grupo mayor lo merece, se concederá de forma conjunta al equipo.

Originalmente, el rey Oscar II de Suecia (1829-1907) no estaba de acuerdo en dar el premio a extranjeros, pero se dice que cambió de idea al darse cuenta del enorme potencial impulsor de dichos premios para su país.

Los estímulos se entregan en la Sala de Conciertos de Estocolmo el 10 de diciembre de cada año, fecha en que Alfred Nobel murió.

Marie Curie

Marie Sklodwaska nació en Varsovia (1867-1934), su padre era un profesor de física y su madre una maestra, que murió cuando Curie tenía 11 años. Desde muy pequeña, Marie fue una alumna muy brillante, pues además tenía un excepcional nivel de concentración. A los 24 años dejó su lugar natal para trasladarse a parís y comenzar sus estudios científicos en La Sorbona. En 1893 concluyó la carrera de Física, obteniendo el número uno de todo su grupo; un año después conoció a Pierre Curie, con quien se casó en 1895.

Como investigadora, Marie Curie, estaba muy interesada en los nuevos tipos de radiación que anteriormente habían descubierto Wihelm von Rontgen y Henri  Becquerel. Se enfocó principalmente en medir las radiaciones de uranio que emitía un mineral llamado pechblenda. En dicho experimento descubrió que éste generaba mayor radiación que el uranio en sí, razón por la cual concluyó que debía haber otros elementos aún no conocidos con mayor radiación, a los que otros elementos aún no conocidos con mayor radiación, a los que denominó “radiactivos”; entonces se dio a la tarea de buscarlos.

Pierre siguió con pasión el trabajo de su esposa, por lo que abandonó sus propios experimentos  sobre magnetismo para poder ayudarla. Después de cuatro años de investigación manipulando una tonelada de pechblenda, lograron anunciar, en 1898, el hallazgo de dos nuevos elementos: el radio y el polonio.

Tras el hallazgo de los nuevos elemento llegaron los reconocimientos y la fama a la vida del matrimonio Curie. El premio que recibieron fu el Premio Nobel de Física en 1903, que compartieron con Henri Becqyerel, por el descubrimiento de la radiactividad. En 1904 Pierre fue nombrado catedrático de Física en la Universidad de París, y en 1905l, miembro de la Academia Francesa, cargos que ocupó él, debido a que no eran otorgados a mujeres. Marie Curie no tuvo el mismo trato que su esposo, a pesar de que el principal mérito por los logros comunes era suyo.

La vida de Marie no fue  fácil, el principal obstáculo que tenía para poder realizar sus sueños en la investigación era ser mujer; sin embargo, luchó hasta pasar hambre, frío y arriesgar su salud para no renunciar a su pasión: hacer ciencia. Incluso, después de haber hecho sus primeros descubrimientos, se negó a patentar su proceso en el aislamiento del radio, dejándolo a disposición de la comunidad científica.

En 1906 su esposo murió atropellado por un carruaje, razón que hizo reflexionar a los administrativos de La Sorbona sobre la decisión de otorgar a Marie Curie el lugar de Pierre. Ese mismo año, Marie dio su primera cátedra sobre radiactividad, convirtiéndose en la primea mujer que ocupó un cargo de profesora en dicha institución. Al mismo tiempo continuó con sus investigaciones sobre el radio y sus compuestos, estudios que la llevaron a ganar el Premio Nobel de Química en 1911.

Mario Molina

Este científico mexicano, especializado en química atmosférica, utilizó otros medios para detener el cambio climático. Por ejemplo, desde 1974 divulgó sus descubrimientos y asesoró a  empresas e instituciones públicas y privadas. Asimismo, se unió el grupo de físico y química  molecular del Jet Propulsion Laboratory, el cual construye y opera naves espaciales no tripuladas para la Agencia Norteamericana del Espacio y la Aeronáutica (NASA).

La trascendencia de sus estudios sirvió para promover la firma del Protocolo de Montreal en 1994, que prohibió la fabricación de los compuestos clorofluorocarbonados ( CFC’c), y también lo hicieron granador del Premio Nobel de Química en 1995, con el cual Molina se convirtió en el primer ciudadano mexicano en recibir dicho estímulo en esta área.

En el 2008 Molina fue electo asesor del equipo de transición del presidente estadounidense Barack Obama, para asuntos ambientales. Actualmente es un miembro notable de la Academia Pontificia de las Ciencias.

 

¿Qué es un premio Nobel?

El Premio Nobel es uno de los galardones con reconocimiento Internacional, otorgado cada año a personas u organismos que hayan hecho investigaciones sobresalientes, inventando técnicas, herramientas revolucionarias o bien hagan contribuciones importantes a la sociedad en los campos de: Física, Química, Fisiología o Medicina, Literatura, Paz y Economía; aunque este último técnicamente no es un Premio Nobel, ya que es financiado por el Banco de Suecia desde 1969.

Los premios hacen honor al nombre y a la voluntad de su promotor, el sueco Alfred Nobel, químico e ingeniero, famoso principalmente por la invención de la dinamita, quien decisión que parte de su herencia fuera destinada a honrar trabajos destacados en beneficio de la sociedad. Nobel tenía más de 300 patentes registradas que respaldaban 90 fábricas en 20 países; razón por la cual había dinero disponible para financiar los premios. En 1895, Alfred Noble (1833-1896) firmó su testamento, el cual establece:

La totalidad de mi fortuna será dispuesta del modo siguiente:

Una parte a quien haya hecho el descubrimiento o invento más importante en el campo de la física; una parte a quien haya realizado el descubrimiento o mejora más importante dentro de la Química; una parte a quien haya hecho el descubrimiento más importante dentro del campo de la Fisiología y la Medicina; una parte a quien haya producido la obra más sobresaliente dentro del campo de la Literatura, y una parte a quien haya trabajado más o mejor en favor de la fraternidad entre las naciones, la abolición o reducción de los ejércitos existentes y la celebración y promoción de procesos de paz. Es mi expreso deseo que, al otorgar estos premios, no se tenga en consideración la nacionalidad de los candidatos.